Lasaña de espinacas

INGREDIENTES

   • 1 paquete de pasta integral para lasaña

   • 2 cucharadas de aceite de oliva

   • 1 puerro

   • 1 Calabacín

   • Sal (al gusto)

   • Orégano (al gusto)

   • 600g de espinacas

   • ½ taza de nueces, cortadas

Ingredientes para hacer la bechamel:

   • 4 cucharadas de aceite de oliva

   • 50g de harina integral de espelta

   • 800ml de leche de almendras

   • 1 hoja de laurel

   • Nuez moscada (al gusto)

   • Pimienta negra (al gusto)

   • Sal (al gusto)

*Se puede usar harina de arroz integral si se desea hacer sin gluten.

RECETA:

Previamente, comenzamos precalentando el horno a 170º, mientras en un sartén grande calentamos el aceite y vamos a saltear durante unos 5 minutos el puerro hasta que empiece a reblandecerse.

Después, añadimos el calabacín y salteamos unos 5 minutos más hasta que esté bien cocinado, si vemos que las verduras se pegan un poco al sartén añadiremos un poco de agua. Agregamos la sal y el orégano al gusto y removemos todo muy bien.

Cuando el calabacín y el puerro estén bien cocidos, añadimos las espinacas y las mezclamos muy bien con lo que ya tenemos en el sartén, hasta que se reduzca su tamaño. Metemos en el sartén también las nueces picadas y reservamos en un lado la sartén.

Para hacer la bechamel, lo primero que tenemos que hacer es calentar el aceite de oliva en una olla, cuando este caliente añadimos la harina. Removemos muy bien con una cuchara de madera, poco a poco verter la leche de almendras mientras se remueve constantemente con unas varillas para que la harina no forme grumos.

Cuando toda la leche este en la olla, ponemos la hoja de laurel, la nuez moscada, la pimienta negra y la sal (al gusto). Dejamos que hierva, tapamos, bajamos el fuego a mínimo y dejamos cocer durante 15 minutos a fuego lento.

Montamos la lasaña

Para montar la lasaña, cogemos una bandeja de cristal para horno. Seguidamente, ponemos una capa de bechamel en el fondo de la bandeja, una capa de pasta integral, una capa de verduras y por encima de nuevo ponemos una capa de bechamel. Repetimos este proceso hasta acabar con una capa de pasta cubierta solamente con bechamel.

Es importante que toda la pasta esté bien cubierta por la bechamel para que no se queme.

Añadimos por encima un poquito de sal marina, un poco de orégano seco, un chorrito de aceite de oliva y horneamos durante 25-30 minutos hasta que la pasta este bien cocida y la bechamel esté doradita.

Lo ideal es servirla caliente.

¡A disfrutar!

Para más recetas, puedes seguirnos en Facebook: https://www.facebook.com/profile.php?id=100009180989291 , también en nuestra página web: https://sies55.com/blog/

Dejar un comentario