Bisglicinato y citrato de magnesio

“Existen estudios epidemiológicos que demuestran que la ingesta de magnesio está por debajo de las Ingestas Diarias Recomendadas en un 30% aproximadamente, en un elevado porcentaje de la población en países industrializados (15-20%), lo cual unido a hábitos inadecuados en la alimentación, pueden traer como consecuencia numerosos estados de enfermedad”

Su nombre proviene del latín magnesium, y este vocablo a su vez nace del griego, pues este metal se encontraba en abundancia en la Prefectura de Magnesia, una región de la Antigua Grecia.

Es un mineral vital para el ser humano que no lo podemos encontrar en su estado metálico en la Naturaleza, sino siempre como componente de compuestos orgánicos o inorgánicos.

Participa como cofactor en más de 300 reacciones enzimáticas -especialmente en las dedicadas a la producción de energía- hallándose en un 65% en el esqueleto -en combinación con fosfato y bicarbonato-, en un 25% en los músculos -unido a proteínas- y el resto en los tejidos blandos -principalmente corazón, cerebro, hígado y riñones- y en los líquidos orgánicos.

Hablamos de un mineral imprescindible para un correcto funcionamiento del cuerpo, especialmente para el aparato musculoesquelético y los sistemas endocrinos, nerviosos, arterial, cardiovascular y digestivo.

Son numerosos los estudios según los cuales una adecuada ingesta de magnesio ayuda en muy distintas disfunciones.

Fuentes naturales ricas en magnesio

Las fuentes naturales ricas en este mineral son por ejemplo:

  • El cacao puro, los cereales y semillas integrales (en el grano entero, no en el molido o refinado).
  • Las hortalizas y verduras crudas de hoja verde, las legumbres (soja, guisantes, habas, alubias, garbanzos, lentejas, etc.).
  • Los frutos secos (nueces, cacahuetes, pistachos, avellanas y almendras), el germen de trigo y la levadura de cerveza.

Otros alimentos que también lo contienen, aunque en menor medida son las carnes, los pescados, la leche y frutas como los plátanos, los aguacates, los limones, los pomelos, las manzanas, los higos y las ciruelas. El agua es otro alimento que puede contener hasta 120 miligramos por litro de magnesio.

Bisglicinato de magnesio. Considerada actualmente la sal de magnesio de mejor absorción por el organismo, al tratarse de una sal orgánica quelada.

Es decir, unida en este caso a dos aminoácidos de glicina, que dicho sea de paso es uno de los principales componentes del colágeno. Su absorción es tan efectiva porque utiliza la ruta metabólica de las proteínas.

Citrato de magnesio. Segunda sal orgánica de magnesio de mejor absorción por nuestro organismo.

Para más información: https://sies55.com/tienda/minerales-y-vitaminas/97-magneglic-complex-magvitcvitb6-90-cap-1010313.html

Dejar un comentario